Make your own free website on Tripod.com

La Persecucion y Martirio de Lyons en 177 A.D.

La Carta de las Iglesias de Vienna y Lyons a las Iglesias de Asia y Frigia

Traducido por Ruben Dario Romero Lopez

 


Los siervos de Cristo que residen en Vienna y en Lyons en Gaul a los hermanos en todo Asia y Frigia, quienes tienen la misma fe y esperanza de redencion como nosotros, paz, gracia y gloria de Dios el Padre, y de Cristo Jesus nuestro Señor.

EL ENEMIGO ATACA

No podemos completamente decir o describir con detalle la magnitud de la pena en esta region, la furia de los paganos contra los santos o los sufrimientos de los benditos Testigos. Pues el enemigo vino sobre nosotros con toda su fuerza, dandonos una muestra anticipada de su desenfrenada actividad futura sobre nosotros. Éste utilizo todos los medios para familiarizar y entrenar a sus propios subditos en contra de los siervos de Dios. No solamente fuimos excluidos de las casas, baños, y del foro, sino que aun se nos prohibio a cualquiera de nosotros que nos presentasemos en lugar alguno. Pero la gracia de Dios obro como nuestro general en contra de el. Rescatando a los debiles y estableciendolos como firmes pilares, capaces a traves de la paciencia a resistir en contra de toda la fuerza de los asaltos del maligno. Estos se enfrentaron a él, soportando toda forma de humillacion y tortura. Mas estimaron como ligeros sus sufrimientos. Se aprestaron a estar con Cristo, mostrando que en verdad "los sufrimientos del tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que esta proxima a ser revelada en nosotros." Romanos 8:18.

Primero resistieron noblemente las maldades arrojadas a ellos por la gente, -propiamente, burlas, golpes, arrastradas, hurtos, lapidaciones, y encarcelamientos, y todo en lo que una turba enfurecida se deleita en inflijir a aquellos considerados sus enemigos encarnizados. Despues, habiendo sido traidos al foro por la tribuna de los soldados y regidores que tenian el mando de la ciudad, fueron examinados en la presencia de toda la multitud. Habiendo confesado, fueron encerrados en prision hasta la llegada del gobernador.

EL VENERABLE VETTO

Despues de esto, cuando fueron traidos delante del goberador, él nos trato con la mas grande crueldad. Vetto Epagathus, uno de los hermanos, y hombre lleno de amor por Dios y por su projimo, interfirio. Su vida era tan disciplinada que a pesar de que era un hombre joven, se merecia ser descrito con las palabras de Zacarias: "El habia caminado en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor sin culpa". Lucas 1:6.

Este tambien era incansable en toda buena obra hacia su projimo. Era celoso de Dios y ferviente de espiritu. Por causa de Su caracter, el no podia tolerar el juicio injusto que se nos hacia. Movido por la indignacion, el pidio poder testificar en defensa de los hermanos, para probar que no habia nada malvado o impio en nosotros. Pero los que estaban rodeando la silla de los enjuiciados, clamaron en contra de el, pues el era un hombre de renombre. El gobernador rechazo su justa peticion y solamente le pregunto si el mismo era un Cristiano. Y al confesar en la voz mas clara que lo era, el tambien fue añadido al numero de los Testigos. Y le llamaron el abogado de los Cristianos, pero el mismo tenia el Abogado, el Espiritu, mas abundantemente que Zacarias. El mostro esto por la perfeccion de su amor. De su propia buena voluntad aun ofrecio poner su propia vida en defensa de los hermanos. Pues el fue y es un verdadero discipulo de Cristo, "siguiendo al Cordero por dondequiera que El valla." Apocalipsis 14:4

FALSAS ACUSACIONES

Entonces los otros fueron separados, y los primero martires estaban seguros y listos. Estos ansiosamente terminaron sus testimonios. Pero algunos llegaron que no estaban listos ni entrenados. Ellos estaban todavia debiles y eran incapaces de soportar las tenciones de un gran concurso (prueba). De estos, como unos diez en total comprobaron ser abortos; causando gran dolor y una tristeza inmensurable entre nosotros apagando el fervor de los otros que aun no habian sido arrestados. Mas estos, aunque sufrieron todo tipo de crueldad, permanecieron en la compañia de los Testigos y no los abandonaron. Entonces todos nosotros nos alarmamos grandemente, por la incertidumbre de su confesion. No temiamos por las torturas impuestas a nosotros, pero solo porque nuestra mira estaba en el fin y solo nos angustiamos por si acaso alguno cayera. Mas aquellos que fueron fieles, eran arrestados diariamente, asi llenando el numero de los otros. De las dos Iglesias (Lyons y Vienna) todas las personas mas celosas y aquellos a quienes las iglesias les debian mas su establecimiento, fueron reunidos en la prision. Algunos esclavos paganos pertenecientes a nuestra gente tambien fueron arrestados, pues el gobernador habia ordenado que todos fuesemos examinados publicamente. Estos, atrapados por Satan y temiendo las torturas que veian que los santos atravesaban, y amenazados por los soldados, nos acusaron falsamente de canibalismo y de incesto y de otros crimenes que es inpropio que nosotros siquiera mencionemos y pensemos en ellos. En verdad no podemos creer que tales crimenes hayan  sucedido jamas entre los hombres. Cuando estas acusaciones fueron reportadas la gente se enardecio contra nosotros como bestias salvages. Si acaso alguno anteriormente habia sido moderado en su conducta para con nosotros por causa de la amistad, ahora se encontraban extremadamente furiosos y exasperados contra nosotros. Asi se cumplio lo que fue dicho por nuestro Señor: "El tiempo vendra en el que aun el que les traspasare creera que le ofrece servicio a Dios." Juan 16:2.

Y finalmente los santos Testigos sufrieron torturas mas alla de cualquier descripcion, y Satan se esforzaba grandemente para que alguno de los reportes malvados fueran verificados por ellos. Pero toda la furia de la multitud, del gobernador y de los soldados cayo particularmente sobre Sanctus, un diacono de Vienna; Maturus, un reciente converso, pero un noble combatiente; Attalus, un nativo de Pergamo, en donde siempre habia sido un pilar y cimiento de la Iglesia; y sobre Blandina, a traves de quien Cristo mostro que las cosas que a los hombres parecen viles y deformes y reprochables, con Dios son de gran gloria, por causa del amor a El, -un amor que no es una mera apariencia presuntuosa, sino que se muestra a si mismo en el poder que ejerce sobre la vida. Todos estabamos preocupados, especialemnte su ama, quien era tambien una de los cambatientes entre los Testigos, de que no fuera capaz de hacer una confesion osada por causa de la debilidad de su cuerpo. Pero Blandina estaba llena de tal poder que aquellos que la torturaron uno tras otro en todas las formas desde la mañana hasta la tarde estaban confundidos y cansados. Ellos admitieron que estaban perplejos. No tenian otra tortura que le pudieran aplicar. Estaban atonitos de que ella aun permaneciese viva. Todo su cuerpo estaba roto y abierto. Ellos mismos dijeron que una de las formas de torturas que implementaron en ella era suficiente para haber destruido su vida, sin mencionar tantos agudisimos castigos. Pero la bendita mujer, como un noble atleta, renovaba las fuerzas en su confesion. Su declaracion, "Yo soy cristiana, y no se practica la maldad entre nosotros," le traia frascura, descanso, e insensibilidad a todos los sufrimientos iflijidos a ella.

TERRIBLE TORTURA

Sanctus tambien soporto todas las exesivas y sobrehumanas torturas que el hombre podria concebir. Pues el maligno esperaba, que por causa de la continua y grandisima tortura, le escucharian confesar alguna de las practicas malas con las que se les acusaban. Pero el se les opuso con tal firmeza, que ni siquiera les dijo su propio nombre, ni el de su nacion o ciudad, ni si era esclavo o libre. En respuesta a todas estas preguntas, el contestaba en Latin: "Soy un cristiano" ...El dio esta confesion a cada pregunta que se le hizo. Por lo que el gobernador y los torturadores decidieron dominarlo. Cuando todo otro medio fallo, al final fijaron placas de bronce al rojo vivo a las partes mas delicadas de su cuerpo, Y estas en verdad fueron quemadas. Pero el permanecio inflexible, sin ceder, y firme en su confesion. El era refrescado y fortalecido por la fuente celestial de agua de vida que emana del costado de Cristo. Juan 7:38.

Pero su cuerpo daba testimonio de lo que habia acontecido. Era todo heridas y verdugones, encogido y roto. Exteriormente ya habia perdido la forma humana. Cristo sufriendo en él obro grandes maravillas, destruyendo al enemigo. Fue un ejemplo para los demas de que no hay nada que temer donde esta el amor del Padre, y que no hay nada doloroso donde esta la gloria de Cristo. Pues los malignos, despues de algunos dias, volvieron a torturar al Testigo. Pensando que, como su cuerpo esta hinchado e inflamado, si ellos aplicaran de nuevo las mismas torturas, ganarian la victoria sobre el. Especialmente porque las partes de su cuerpo no soportaban sr tocadas con la mano. O posiblemente moriria por la tortura y asi inspiraria temor en los demas. Mas no solo no fue asi con el, sino que aun, contrario a toda expetacion humana, su cuerpo se desdoblo. Se volvio erecto durante las torturas subsecuentes y recupero su apariencia normal y el uso de sus extremidades. Asi, la segunda tortura resulto, por la gracia de Cristo, una cura, no una afliccion.

Entre aquellos que habian negado a Cristo habia una mujer llamada Biblias. El diablo penso que ya la habia engullido y deseaba condenarla aun mas al hacerla acusar falsamente. La saco a ser castigada afuera y utilizo la fuerza para dominarla aunque ya debil y sin espiritu, para que pronunciara acusaciones de ateismo contra nosotros. Pero durante las torturas se recupero, despertando como si fuera de un sueño profundo. Pues los sufrimientos temporales le recordaron del castigo eterno en el infierno, y contradijo a los acusadores de los Cristianos, diciendo: "¿Como pueden ser comidos los niños por aquellos que ni siquiera consideran correcto participar de la sangre de bestias brutas?" Y despues de esto ella misma se confeso Cristiana y fue añadida al numero de los Testigos.

Pero cuando las tiranicas torturas fueron hechas nulas por Cristo por la paciencia de los benditos, el diablo invento otras artimañas, tales como enclaustros en las celdas mas malolientes y oscuras de la prision, y estirandolos por los pies hasta el quinto punto, y las otras injusticias que los asistentes que son alborotados por el odio y llenos del diablo, estan acostumbrados a inflijir a los prisioneros. El resultado fue que muchisimos se sofocaron en la prision, habiendo sido escogidos por el Señor para este tipo de muerte, para que el manifestara en ellos su gloria. Pues hubo otros que fueron atormentados tan cruelmente que parecia imposible que ellos sobrevivieran ni siquiera con los cuidados mas delicados. Mas aun permanecieron vivos en la prision, ciertamente destituidos de cuidado humano, pero fortalecidos por el Señor. Vigorizados en ambos cuerpo y alma, asi inspiraron y animaron a los demas. Pero los nuevos convertidos que recientemente habian sido arrestados y cuyos cuerpos no habian sido torturados previamente, no pudieron soportar el encierro, sino que murieron en la prision.

OBISPO ANCIANO ABUSADO

El bendito Ponthinus, quien habia sido confiado con el obispado de Lyons, fue arrastrado a la silla de juicio. El era de mas de noventa años y muy fragil. Aunque respiraba con dificultad por causa de la debilidad del cuerpo, era fortalecido por el celo espiritual por su solicitud y deseo de presentar su tesimonio. Su cuerpo, ciertamente, ya estaba gastado por la edad avanzada y la enfermedad, pero su vida fue preservada para que Cristo pudiera triunfar a traves de el. Cuando fue traido por los soldados a la silla de juicio, acompañados por el magistrado civico y una multitud que gritaba contra el en todas las formas, como si el mismo fuera el Cristo, dio el buen testimonio. Cuando el gobernador pregunto quien era el Dios de los cristianos, el dijo: "Si eres digno, lo sabras." Y entonces fue arrastradi sin misericordia y recibio muchos golpes. Los que estaban cerca le golpeaban con sus manos y pies, sin mostrar respeto por su edad. Los que se encontraban a distancia, le arrojaban cualquier cosa que pudieron agarrar. Todos ellos creyendo que pecarian grandemente si omitieran algun abuso en su tratar tan ofensivo contra el. Pues pensaban que de esta forma ellos vengarian a sus dioses.

Entonces una gran dispencion de la providencia Divina sucedio. La inmensurable misericordia de Cristo se hizo ver por algo que rara vez se ve entre los hermanos, pero no es mas alla del poder de Cristo. Pues aquellos que en el primer arresto negaron la fe, fueron aprisionados con el resto y compartieron sus dificultades. Su negacion resulto ser para ellos de ningun provecho. Pero aquellos que confesaron lo que en verdad eran, fueron aprisionados simplemente como Cristianos, sin traer delante de ellos ninguna otra acusacion. Pero aquellos que habian negado su fe fueron detenidos como asesinos y personas immorales y fueron castigados lo doble de severo que los otros. Mas las cargas de los que confesaron fueron hechas ligeras por el gozo de su testimonio, la esperanza en las promesas, por su amor a Cristo, y por el Espiritu del Padre. Pero las conciencias de los que habian negado se encontraban tan angustiado que facilmente se distinguian de los demas por sus rostros cuando eran sacados. Con que confesaron (a Cristo) salian regocijandose. Gloria y abundante gracia eran aparentes al verlos, de manera que sus cadenas parecian hermosos ornamentos alrededor de ellos, como rodeando a una novia adornada con bordes jaspeados de oro. Estaban perfumados con la fragancia de Cristo, de tal manera que algunos creyeron que habian sido ungidos con perfume terrenal. Pero los que negaron (a Cristo) estaban abatidos, humillados, con tristeza aparente, y apesadumbrados con todo tipo de vergüenza. Aun los paganos les reprochaban por ser viles y cobardes y fueron acusados con el cargo de homicidio. Habian perdido el nombre totalmente honorable, glorioso, y dador de vida. Cuando los demas vieron esto fueron fortalecidos. Y los que eran arrestados confesaron sin titubeos (a Cristo), sin tomar en cuenta el razonamiento del diablo...

Despues de estas cosas, entonces, sus testimonios tomaron todo tipo de forma por las diferentes formas en las que cada uno partia (con el Señor). Pues adornando una corona de diferentes colores y flores de todo tipo, se la presentaron al Padre. Era correcto que los nobles atletas, despues de soportar el concurso y ganar grandes victorias, que reciban la gran corona de incorrupcion.

QUEMADOS EN LA SILLA CALIENTE

Asi que, Maturus, Sanctus, Blandina, y Attalus fueron expuestos publicamente a las bestias salvajes. Para dar al publico pagano un espectaculo de crueldad, un dia para pelear con bestias salvajes fue asignado para nuestra gente. Ambos Maturus y Sanctus resistieron todo tipo de tortura en el anfiteatro como si no hubieran sufrido ninguna anteriormente. O mas bien, como atletas que habian dominado a su enemigo varias veces y ahora contendian por la corona misma. De nuevo soportaron los ataques usuales. Fueron arrastrados por las bestias salvajes y sufrieron toda afrenta que la gente enloquecida pedia a gritos por todo el anfiteatro. Al final fueron puestos en la silla de hierro, en la que sus cuerpos fueron quemados. Ellos mismos respiraron el vapor de sus propias carnes. Pero los paganos no se detuvieron alli tampoco sino que se volvieron mas freneticos en su deseo por dominar la resistencia de los Cristianos. Mas aun asi no escucharon cosa alguna de Sanctus, exepto la confesion que el habia dado desde el principio. Estos, entonces, despues de que la vida les habia durado largo tiempo atravezando este gran concurso, fueron al fin sacrificados. En vez de la variedad que usualmente comprenden los espectaculos gladiatoriales, ellos solos fueron el espectaculo para el mundo en ese dia.

Pero Blandina fue alzada, atada a una estaca y expuesta, como alimento para las bestias salvajes que fueron sueltas contra ella. Como parecia estar colgada en una cruz y por causa de sus fuertes oraciones, ella inspiro a los combatientes con gran celo. Pues miraban en esta hermana en su lucha y veian, con sus ojos carnales, a Aquel que fue crucificado por ellos. Persuadiendo a aquellos que confian en el, que todo el que sufre por la gloria de Cristo tiene comunion eterna con el Dios viviente. Como ninguna de las bestias salvajes la toco en ese tiempo, fue bajada de la estaca y llevada de nuevo a la prision. Ella fue preservada para otro concurso. Al ganar la victoria en mas conflictos, ella hacia incuestionable la condenacion de la Serpiente Corrupta, y a la vez animaria a la hermandad. Aunque era una mujer insignificante, debil, y rechazada, estaba vestida de el gran atleta invencible, Cristo. En muchas ocasiones ella vencio al enemigo, y en el transcurso se habia tejido para si misma la corona de incorrupcion.

Attalus tambien era pedido fuertemente por la multitud porque era una persona conocida y de distincion. Entro en el concusto presto, pues tenia buena conciencia. El verdaderamente habia sido enayado en la disciplina Cristiana y siempre habia sido un Testigo de la verdad entre nosotros. Fue llevado alrededor del anfiteatro, con un letrero delante de el, en el que estaba escrito: "Este es Attalus el Cristiano;" La gente se lleno de indignacion contra el. Pero el gobernador, al aprender que era Romano, ordeno que fuera llevado de nuevo a la prision y se quedase con los demas (romanos) que alli estaban. El (gobernador) habia escrito al Cesar con respecto a estos y esperaba su respuesta.

RETORNO DE LOS QUE HABIAN RENUNCIADO.

El tiempo invertido no fue sin fruto o esteril para los Testigos. A traves de su resistencia paciente, el inmensurable amor de Cristo fue hecho manifiesto. Pues a traves de los vivos los muertos fueron hecho vivos tambien; y los Testigos concedieron favores a aquellos que no eran Testigos. La madre tuvo gran gozo en recibir de nuevo vivos a aquellos que ya habia entregado como abortos. Pues por cause de los fieles Testigos la mayoria de los que habian negado la fe regresaron como si fuera al mismo vientre de sus madres y fueron concebidos de nuevo y hechos vivos. Ellos tambien ya habian aprendido a confesar (a Cristo). Siendo ahora restaurados a la vida y fortalecidos, subieron a la silla de juicio para ser de nuevo cuestionados por el gobernador. Dios, quien no desea la muerte del pecador, sino que misericordiosamente llama al arrepentimiento, puso dulzura en sus almas. Esta nueva examinacion se llevo a cabo porque el Cesar ha dado ordenes de que los Testigos fueran castigados, pero que si alguno negaba (al Señor) que fuera libertado. En el inicio del festival publico que se llevo a cabo alli y fue atendido por multitudes de todas las naciones, el gobernador saco a los benditos para estar en la silla de juicio. Los exhibio como una presentacion teatral y como espectaculo para la multitud. Los examino de nuevo. Los que tenian los derechos de la ciudadania Romana el los decapito. Al resto los envio a las bestias salvajes.

Y Cristo fue glorificado grandemente en aquellos que anteriormente le habian negado; pues, contrario a todas las expectaciones de los paganos, ellos confesaron. Estos fueron examinados por separado, pues los tenian como que serian puestos en libertad; pero al confesar, fueron añadidos al numero de los Testigos. Pero tambien hubieron algunos que permanecieron sin confesar; esto es, aquellos que no tenia rastro de fe y no tenian precepcion del atuendo de las bodas. Estos no comprendieron el temor de Dios. Como hijos de perdicion blasfemaron contra el Camino por su apostasia. Pero el resto fueron agregados a la Iglesia.

EL DOCTOR ALEJANDRO ES SORPRENDIDO ENVIANDO SEÑALES.

En la examinacion de esto estaba presente un cierto Alejandro, un nativo de Frigia, y medico de profesion. Este habia vivido por muchos años en Gaul y era conocido por todos por su amor a Dios y su manera osada de proclamar su fe. Tampoco estaba desprovisto de gracia apostolica. El se puso en pie cerca de la silla de juicio y hacia señas a los que habian negado. Con estas señas el trataba de persuadirlos a que ahora confesaran. Pero las multitudes, enardecidas porque los que anteriormente habian negado ahora confesaban, clamaron en contra de Alejandro como si el fuera la causa de este cambio. Entonces el gobernador lo llamo delante de el y le pregunto quien era el. Cuando Alejandro dijo que el era Cristiano, el gobernador exploto y lo condeno a las bestias salvajes. El dia siguiente el entro al anfiteatro junto con Attalus. Para agradar a la multitud el gobernador expuso de nuevo a Attalus a las bestias salvajes. Estos dos, despues de ser torturados en el anfiteatro con todos los instrumentos ingeniados para ese proposito, y habiendo soportado una prueba extremadamente severa, al fin fueron sacrificados. Alejandro no murmuro ni gimio en lo absoluto, mas conversaba en su corazon com Dios. Pero cuando Attalus fue puesto en la silla de hierro, y todas las partes de su cuerpo se estaban quemando, y el humo subia de su cuerpo quemandose, el le dijo a la multitud en Latin, "Miren como esto que vosotros haceis es comer a hombres. Mas nosotros, ni comemos hombres, ni practicamos ninguna otra maldad." Y habiendosele preguntado cua era el nombre de Dios, el contesto, "Dios no tiene un nombre como los hombres lo tienen."

LA BENDITA BLANDINA, LA ULTIMA

Despues de todos estos, en el ultimo dia de los espectaculos gladiatoriales, Blandina fue traida junto con Ponticus, un joven de aproximadamente quince años de edad. Estos dos habian sido llevados diariamente al anfiteatro para ver las torturas que los demas sufrian. Las autoridades trataron de de forzar a Blandina y a Ponticus a que jurara por sus dioses. Pero ellos permanecieron firmenente rechazando. De manera que la multitud estaba furiosa contra ellos. No tuvieron compasion por la juventud del muchacho ni respeto por el sexo de la mujer. Por lo que les expusieron a todos los terrores y a todos los terribles sufrimientos y loes llevaron por todos los modos de tortura. Repetidamente ellos tratando de obligarlos a jurar por sus idolos. Pero no funciono. Ponticus era animado por su hermana; hasta los paganos miraban que ella lo animaba y fortalecia. Despues de sufrir noblemente todo tipo de tortura, el murio. Pero la bendita Blandina, la ultima, como una noble madre, habiendo animado a sus hijos y habiendolos enviado victoriosos delante de ella al Rey, padecio tambien ella los mismos conflictos. Se apresuro a ellos con gozo y triunfo en su partida. Era como si ella hubiera sido llamada a una cena de bodas y no a ser lanzada a las bestias salvajes. Despues de que ella fue flagelada y expuesta a las bestias salvajes y quemada en la silla de hierro, fue finalmente envuelta en una red y arrojada delante de un toro. Fue arrojada por el toro, pero ella no sintio las cosas que le acontecian. Esto era por causa de la esperanza y firme seguridad de lo que se le habia confiado y su comunion con Cristo. Asi, ella tambien fue sacrificada. Los paganos mismos confesaron que jamas entre ellos una mujer habia padecido y soportado tan terribles torturas.

Mas ni aun con esto fue satisfecho su odio salvaje y su locura. Pues tribus barbaras y salvajes, al ser exitadas por las Bestias Salvajes, no se aplacan facilmente. Su conducta insultante se expreso aun una vez mas, en la manera en que trataron los cuerpos muertos de los Testigos. Pues por su falta de razonamiento humano, ni siquiera se avergonzaron de que en realidad ellos mismos habian sido vencidos. Su derrota inflamo su ira aun mas. Gobernador y pueblo, como bestias salvajes, mostraron un similar odio injusto hacia nosotros, para que la escritura se cumpliese, "Aquel que es injusto, sea injusto todavia; y el que es justo, que sea justo todavia." Apocalipsis 22:11.

Pues arrojaron a los perros a aquellos que habian muerto sofocados en la prision. Cuidadosamente se les observo dia y noche, para que ninguno de ellos fueran enterrados por nosotros. Entonces tendieron los cuerpod de los otros - los restos magullados que dejaron las bestias salvajes, los restos quemados dejados por el fuego, y las cabezas de los demas junto con sus troncos, y por muchos dias tuvieron la guardia militar que cuidara que nosotros no los enterracemos. Hubo algunos que se enardecian y crujian los dientes ante ellos, buscando obtener mayor venganza de ellos. Otros reian y se burlaban de ellos, mientras magnificaban a sus idolos, y atribuian a ellos el castigo inflijido a los Cristianos. Hasta los mas sobrios y y algo simpatizantes frecuentemente les reprochaban. "¿Donde esta tu Dios ahora? ¿Que provecho han sacado de esa religion a la que prefirieron sobre sus vidas?" ¡Su conducta para con nosotros era en verda confusa! Pero nuestro estado era uno de profunda tristeza por no poder enterrar los cuerpos. Pues la noche no nos ayudo en este asunto; el dinero no pudo persuadirles; aunque los ruegos  les movieron a compasion. Mas ellos mantuvieron la guardia en todas las formas, como si acaso fueran a ganar alguna gran ventaja de que los cuerpos de los Cristianos no recibieran sepultura...

AUN OTRA INJUSTICIA

Los cuerpos de los Testigos, despues de ser maltratados en todas las formas y expuestos al aire libre durante seis dias, fueron estos quemados. Las cenizas fueron barridas por los malignos al rio Rhone, que fluye cerca para que ningun rastro de ellos quedase visible en el mundo. Hicieron todas estas cosas como si hubiera sido capaces de vencer a Dios. Creyeron poder privarles de su segundo nacimiento, como ellos mismos dijeron, para "que ellos no tengan esperanza en una resurreccion. Mediante la confianza Cristiana de la resurreccion con la que nos traen esta nueva fe extrangera. Estos que desprecian a los peligros y estan prestos aun a ir a la muerte con gozo. Ahora veremos si ellos se levantaran de nuevo, y si acaso su Dios podra ayudarles y rescatarles de nuestras manos."...

RECHAZANDO EL TITULO

Los Testigos fueron celosos en su imitacion de Cristo, quien, siendo en forma de Dios, no estimo el ser considerado (tratado) como Dios. Filipenses 2:6.

Los Testigos recibieron tal honor y presentaron sus testimonios, no solo una vez, ni dos, sino con frecuencia. Fueron traidos de nuevo a la prision despues de ser expuestos a las bestias salvajes, cubiertos de quemaduras y cicatrices y heridas. Mas ellos no se proclamaban a si mismos como Testigos, ni nos permitian a nosotros llamarles de esa forma. Si cualquiera de nosotros en cualquier ocasion, fuera por carta o en conversacion, les llamaramos Testigos, ellos nos reprendian fuertemente. Pues libremente le cedian el titulo de Testigo a Cristo, "El Testigo Fiel y Verdadero," Apocalipsis 3:14, y primogenito de entre los muertos, Apocalipsis 1:5, y el guia a la vida divina. Ellos nos recordaron de aquellos Testigos que ya habian partido, y decian: "Ellos en verdad son Testigos, a quienes Cristo ha considerado dignos de llevarselos en el mismo acto de la confesion. El puso su sello sobre sus testimonios durante su partida. Mas nosotros somos sencillos y humildes confesores." Y con lagrimas rogaron a los hermanos que continuas oraciones fueran ofrecidas para que ellos fueran hechos perfectos. En verdad hicieron todo lo que se implica en el termino "Testimonio", obrando con gran osadia hacia los paganos. Claramente mostraron su nobleza por medio de su paciencia, valentia y coraje. Mas reusaron llevar el titulo de Testigo, como si esto implicara superioridad sobre sus hermanos, se reusaron, estando llenos del temor de Dios.

Se humillaron bajo la poderosa mano por la cual ahora ellos eran altamente exaltados. I Pedro 5:6. Despues intercedieron por todos, pero sin acusar a ninguno. Perdonaron a todos. No ataron a ninguno. Oraron por aquellos que inflijian las torturas... Por causa del amor genuino de los creyentes, tuvieron ellos esta grandisimo conflicto con el Diablo. De tal manera como si la bestia vomitara a aquellos que penso que ya habia devorado.

No mostraron una actitud de superioridad sobre los que habian caido. Con aquellas cosas en las que ellos mismos abundaban, ayudaban a los necesitados, mostrando con ellos la compacion de una madre. Y derramando muchas lagrimas por ellos al Padre, ellos suplicaron vida. Y El se las dio, y la compartieron con sus projimos. Victoriosos sobre todo, pertieron con Dios. Habiendo siempre amado la paz y habiendonos recomendado la paz, en paz ellos se fueron con Dios. No dejaron tristeza alguna a sus madres, ni division o discension entre los hermanos, sino gozo, paz, y amor...

ACLIBIADES COMIO MEJOR EN LA PRISION

Hubo uno llamado Aclibiades, que vivia una vida muy austera. Su alimento era solo pan y agua. Este procuro continuar su practica (de esto) en la prision. Mas le fue revelado a Attalus despues de su primer conflicto en el anfiteatro que Aclibiades no perseguia el curso correcto. En abseterse de usar las creaturas de Dios, el dejaba un ejemplo que podria ser piedra de tropiezo para otros. Asi que Aclibiades fue convencido y participo libremente de todo tipo de alimento, y dio gracias a Dios. Pues ellos no estaban sin la cobertura de gracia de Dios, sino que el Espiritu Santo era su consejero.